Canciones

El folclore español constituye un patrimonio de tal categorí­a que reclama su inventariado y estudiado. A continuación se muestran ejemplos de ese folclore herenciano en canciones de diferente categorí­as.
Si meritorio es divulgar los diversos géneros de esta categorí­a de la tradición oral, serí­a interensantí­simo fundamentar más profundamente este campo en base a la antropologí­a y la etnografí­a.
Es necesario fomentar con decisión la recuperación del patrimonio cultural musical de nuestro pueblo.
Su mayor exponente en música es la seguidilla, junto con el fandango y la rondeña, y en en ellas se recogen temas tanto de vendimia, labranza o mayos.
Los instrumentos que acompañaban al cante solí­an la guitarra, bandurria, laúd, castañuelas, pandero y pandereta.
Resumiendo, podrí­amos decir que existen canciones de laboreo, de cuna o nanas (también llamadas arrorrós), canciones infantiles y de juegos, romances, amorosas, de ronda, de quintos, coplas de Navidad, villancicos y aguinaldos, mayos y religiosas.



Título aleatorio

Al Olivo


Al olivo, al olivo,
al olivo subí­,
por coger una rama
del olivo caí­,
del olivo caí­,
¿quién me levantará?
Esa chica morena que la mano me da,
que la mano me da,
que la mano me dio,
esa chica morena 
es la que quiero yo,
es la que quiero yo;
y la he de querer,..
esa chica morena, 
ha de ser mi mujer,
ha de ser mi mujer.