Un poco de historia. Los molinos en Herencia (1ª parte)

Por José Antonio Fernández Baillo. Publicado el 28 de Noviembre del 2014

 

En el ámbito comarcal podemos considerar a los molinos como una pequeña actividad industrial que requerí­a capitales relativamente considerables para su puesta en funcionamiento.

En su estudio hay que tener en cuenta que son de construcción más barata los molinos de viento que los de agua, y, dentro de estos últimos, más baratos los que están en cursos de agua irregulares. En cuanto a su productividad, la cuestión es a la inversa.

 

Molino Maritornesa.
Molino Maritornes

En el caso de Herencia, los molinos de viento añadí­an a su baratura el que la inexistencia de cursos de agua capaces de mantener, aunque fuera sólo en algunas épocas del año, un caudal regular, impedí­a el funcionamiento de los molinos de agua.

Así­, en las Relaciones de Lorenzana se dice que la villa no está junto a ningún rí­o, arroyo ni laguna, habiendo cuarto y medio de legua hasta el arroyo de Valdespino «que solo corre de invierno y esto en años abundantes de agua ».

En el siglo XVI, en las relaciones de Felipe II, se nombran también una serie de cursos de agua más o menos alejados de, la villa, como son el Guadiana, «Xansares », «Ceangara » y Cigíuela. En este último, del que se dice que sólo corre de Navidad a finales de mayo, las Relaciones sitúan unos molinos que andan y muelen sólo cuando corre el rí­o, añadiéndose que en el término de la villa no hay más molinos que esos y que las moliendas se realizan en los de las riberas del Guadiana y del Tajo, situados a unas diez leguas.

Unos años después, en el apeo realizado en Herencia en 1578, se habla de un molino harinero perteneciente a un tal Francisco Sánchez y en 1558 sabemos que la villa de Alcázar pierde un pleito con el Prior por la posesión de un molino harinero en la ribera del Guadiana.

La importancia económica de estos molinos del Guadiana a comienzos del siglo XVI queda reflejada en el hecho de que en la «concordia » de partición del Priorato de San Juan los molinos son objeto de negociación quedando al final en poder del Prior de León mientras duró la división. En estos años, uno de estos molinos recibe el nombre de «molino del cuervo ».

Se puede decir por tanto que el que las fuentes nos señalen la existencia a comienzos del XVI de varios molinos de agua, indicarí­a que estos ya existí­an a finales de la Edad Media; y, por otro lado, que los molinos de viento no existí­an allí­ en este siglo y parece que tampoco durante el XVII, apareciendo y extendiéndose durante el XVIII, como consecuencia de la expansión agrí­cola y el crecimiento demográfico que se dió en Herencia y en la mayorí­a de los pueblos del Priorato.

Va a ser por tanto la segunda mitad del siglo XVIII la que conozca una verdadera proliferación de los molinos en esta zona, si bien ahora sí­ hay que diferenciar entre molinos de agua, que existí­an con anterioridad, y molinos de viento, que son los que conocen un mayor desarrollo en estos años.

Tanto unos como otros eran privilegio del Prior y, en la mayorí­a de los casos, de su propiedad, si bien en el último tercio del siglo concede numerosos permisos para construir molinos, sobre todo de viento, a cambio de un canon anual pagado en grano; norma que era aplicable tanto a los molinos de agua como a los de viento, y por igual a los harineros que a los de aceite.

Respecto a los molinos de viento en Herencia, ya en junio de 1778 conocemos la petición para construir uno hecha por doña Teresa Vicenta Abengoza, alegando que los vecinos de la villa tení­an que ir a moler el trigo a tres o cuatro leguas.

A pesar de esto, la Junta de Hacienda se niega ya que entonces los vecinos de Herencia no irí­an a moler a los que Su Alteza tiene en el rí­o Guadiana. Ante la insistencia de las peticiones, apoyadas incluso por, el cabildo eclesiástico, se siguen negando y contestan que, si tan grande es la necesidad de molinos de viento, el Prior los construirá.

Cuatro años más tarde, don Vicente Remón de Moncada y don Juan Jerónimo Ortiz, piden asimismo licencia para construir sendos molinos, pero se les deniega también alegando de nuevo que eso perjudicarí­a las rentas de los molinos de Su Alteza.

Ya en 1790 y sin que el Prior hubiera construido ningún molino, se concede la primera licencia a Vicente Alvarez Exido para construir uno en el sitio llamado Eras Altas. En mayo del año siguiente la concesión le llega a Antonio González Román, también vecino de Herencia, para la construcción de otro en tierras de su propiedad en el mismo sitio. Este molino, que comenzó a funcionar en abril de 1792 -once meses, por tanto, para su construcción-, como se sabe por la escritura pública que se levantó al efecto, fue trasladado con nueva licencia en 1796 ante la falta de viento en Eras Altas (otras veces se denomina Carreteras Altas), al cerro de San Cristóbal.

En 1794 recibe al fin don Vicente Remón de Moncada permiso para construir uno en tierras propias, en el camino que lleva para San Cristóbal, comenzando a funcionar, según la escritura correspondiente, en septiembre de 1796.

A todos ellos se les impone un canon anual y perpetuo de dos fanegas de trigo, justificándose las peticiones en la necesidad de mejorar «la provisión de pan, de que suele carecer el pueblo, por falta de molinos harineros ».

Todos los datos indican, pues, que la fiebre de construir molinos fue común a todo el Priorato y a todo aquel que dispusiera del capital suficiente, incluyendo a las comunidades religiosas.

Fuente: del libro, Herencia y la orden de San Juan


Comentarios

avatar ouyyruyt| Publicado el 25 de Abril del 2015 a las 18:11:20 #1

Hello, i think that i saw you visited my blog thus i got here to return the choose.I am trying to to find issues to enhance my site!I guess its adequate to use a few of your ideas!! eekdabgbkkdd

avatar ouyyruyt| Publicado el 25 de Abril del 2015 a las 18:11:36 #2

Nice read, I just passed this onto a friend who was doing some research on that. And he just bought me lunch since I found it for him smile So let me rephrase that Thank you for lunch! Whenever you have an efficient government you have a dictatorship. by Harry S Truman. ckedeaadgeed


DEJA TU COMENTARIO


El comentario sera publicado, cuando lo revise el administrador de la web.
Si estas registrado, se publicara al instante.

Rellena todos los campos, tus datos no seran publicados, solo el "Alias".





Par poder enviar desplace la flecha hasta el final


Máximo 300 caracteres -